Páginas vistas en total

domingo, 13 de marzo de 2016

Vamos a matar, compañeros (Los compañeros)

Ya era bastante experto en películas de Sergio Corbucci, pero es que "Vamos a matar, compañeros", me ha dejado totalmente sin aliento, en un principio parecía una película que iba en la línea de "Salario para matar" por el personaje europeo (También encarnado por Franco Nero, solo que en vez de sueco, en la susodicha era polaco) y por los dos personajes que se llevaban mal y tenían que cooperar por un bien común (Tony Musante en "Salario para matar" y Tomás Milian en "Vamos a matar, compañeros") Sin embargo, y siendo esta bastante más larga, "Vamos a matar, compañeros" se convierte en una película de colegas, una buddy movie endiabladamente entretenida con grandes personajes, con villanos fascinantes...Vamos que de la noche a la mañana "Vamos a matar, compañeros" se ha convertido en uno de mis westerns preferidos, totalmente recomendada para todos, más para los fans del género pero si te quieres iniciar con "Vamos a matar, compañeros" es una buena opción.
Estamos en plena revolución Mexicana, hay dos bandos enfrentados, los de Mongo y los de Santos, Tomás Milian es un mexicano conocido como Vasco, Vasco está a las órdenes del General Mongo cuando conoce a Franco Nero, alias Yodlaf, o como le vamos a conocer durante toda la película Pingüino, dos personajes que se verán forzados a convivir pero que se odian.
¿Qué tiene de diferente "Vamos a matar, compañeros" respecto a otros westerns? Es más, que tiene de diferentes respecto a otros westerns del propio Corbucci, para empezar diría que no es un western al uso, es más una película de aventuras situada en el lejano oeste, de ahí que tengamos personajes de lo más estrafalarios (El personaje de Jack Palance es para echarle de comer aparte, eso sí, de lejos, de lo mejor de "Vamos a matar, compañeros" así como era de lo mejor en "Salario para matar")
Me gusta la contraposición de personajes en "Vamos a matar, compañeros", uno es refinado, educado y mortal mientras que el otro es bastante cateto, ambos tienen que cruzar el país y encontrar a Santos, un profesor que sirve como eje moral en el que pivota toda la película (Por cierto, a lo mejor estoy viendo fantasmas donde no los hay pero...¿Nadie más ve que el personaje del profesor es bastante parecido al que interpretó Christoph Waltz en la película de Quentin Tarantino "Django Desencadenado"? Mismo pelo, misma barba, en ocasiones misma vestimenta...
No puedo hacer más que recomendar fuertemente "Vamos a matar, compañeros", una película imaginativa, divertida, frenética, aventurera y con grandes dosis de humor ¡Pero ojo! No de humor facilón o que moleste, humor muy bien integrado en la trama por un maestro del género como Sergio Corbucci (Tengo muchas ganas de reseñar "Joe, el Implacable", también suya y muy pero que muy sobresaliente).
"Vamos a matar, compañeros" hará que te enamores del socarrón Pingüino, de Marshall el ave del malvado y desquiciado Jack Palance, de lo bobo que es Vasco...Si hasta tenemos un pequeño papel de un clásico de Corbucci, el español Eduardo Fajardo (Me esperaba más de él pero Vasco le atraviesa con una espada a las primeras de cambio)
Como ya sabéis, lo que yo considero indispensable para un western de leyenda es una buena historia, unos buenos personajes y una cosa que es muy importante, una buena banda sonora, bien pues "Vamos a matar, compañeros" tiene los tres elementos, sencillamente genial.
Valoración:********(8/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario