Páginas vistas en total

domingo, 27 de marzo de 2016

Joko invoca Dio... e muori (Joko, invoca a Dios... y muere)

"Joko, invoca a Dios... y muere" De aburrimiento. La película tenía una pinta excepcional, un western a la antigua usanza, violencia, sangre y una interesante historia de venganza, sin embargo y para mi desesperación, "Joko, invoca a Dios... y muere" nunca acaba de arrancar y acaba convirtiéndose en una de los spaghetti westerns más aburridos que he tenido la desgracia de ver ¡Con lo bien que empezó!.
En las primeras escenas vemos a un hombre cuyos miembros están atados a diferentes caballos, tenía constancia de que esta era una manera de ejecución bastante normal pero no había tenido la suerte de verla en ningún western, por eso cuando "Joko, invoca a Dios... y muere" osó empezar de esa manera me froté las manos, además, tenemos una banda sonora a la altura, nada hacía presagiar el derrumbe.
Lo primero que tengo que decir es que estoy ciertamente confuso, en la parte de detrás de la película pone Django, cuando el personaje principal es Joko (De hecho el título de la película es "Joko, invoca a Dios... y muere") Aunque se llame como se llame sigue siendo un rollazo.
El asunto es que Joko quiere venganza por la muerte de sus amigos (Uno de ellos el despedazado por los caballos) y se pone a buscar a quienes mataron a su amigo.
Como siempre en estas películas de venganza, el protagonista, Joko (Bien interpretado por Richard Harrison que da el pego totalmente como tipo duro) es un pistolero y asesino implacable que no se detendrá hasta dar con los asesinos de su amigo.
Durante su viaje, descubre que los asesinos son cinco y se hace con la cuerda con la que su amigo murió, por lo que va dejando en cada cadáver un trocito de esa cuerda como "homenaje póstumo" a los caídos.
"Joko, invoca a Dios... y muere"  tenía todo para gustarme, estas películas suelen ser bastante lineales, no hay un intenso o profundo desarrollo de personajes pero da igual, los admiradores del western buscamos otra cosa, buscamos a tipos duros diciendo frases grandilocuentes, sangre, disparos y algo de acción, vamos, como en las películas del gran Lee Van Cleef o Franco Nero (Para mi, junto a Clint Eastwood, la santísima trinidad del western).
Posiblemente con el tiempo le ofrezca una nueva oportunidad a "Joko, invoca a Dios... y muere" , pero a día de hoy me ha parecido una película muy aburrida, sin ningún interés, se merece el suspenso.
Valoración:****(4/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario