Páginas vistas en total

domingo, 28 de junio de 2015

Pitch Perfect 2 ("Dando la nota - Aún más alto")

El que todavía crea en las hadas y el duendes, también creerá que el cine está hecho para contar grandes historias y para emocionar al mundo y todo ese rollo, para mí el cine por desgracia, está hecho para ganar dinero, para ganar muchísimo dinero, es una gran maquinaria preparada para ganar mucha pasta y sacar la máxima rentabilidad a los productos, así que cuando muchos se llevaron las manos a la cabeza con el anuncio de "Dando la nota - Aún más alto" yo no lo hice, porque entiendo como es este negocio y entiendo que quieren más y más dinero chupando del bote de Rebel Wilson y Anna Kendrick (Que por cierto, en el 90 por ciento de las películas en las que sale, lo hace cantando, debería saltar a otra cosa si no quiere acabar totalmente encasillada en su papel de gramola) 
Lo que menos sentido tiene de "Dando la nota - Aún más alto" no es que todo el mundo cante como los ángeles, tampoco que sigan unas teorías Lamarckistas y afirmen que por ser hija de una "Bella" tienes que cantar de lujo...Lo más raro es que en un campus universitario todo el mundo tenga un profundo respeto por la música, además a capela, no otra no, a capela.
Y es que carece de sentido, en Estados Unidos todos los universitarios se pirran por el deporte, por el baloncesto, por el baseball, por una cosa extraña que se llama lacrosse...¿Pero por cantar a capela? Más que una película de canciones para adolescentes, "Dando la nota - Aún más alto" se me antoja ciencia ficción pura y dura, pero bueno, hacemos el esfuerzo, cosas peores han caído.
Lo primero que tengo que decir de "Dando la nota - Aún más alto", y ya sin paños calientes es que me ha gustado, he pasado un rato divertido en el cine y eso es lo que cuenta (O al menos así lo veo yo), ahora bien, aunque me haya divertido sobremanera con "Dando la nota - Aún más alto", nada me va a impedir decir que es una secuela totalmente innecesaria que no arriesga nada.
Me explico, "Dando la nota - Aún más alto" toma el manual de la perfecta secuela de Hollywood y lo lleva al extremo ¿Cuál es el manual de la perfecta secuela? Me explico con claridad.
En la primera película hay un concurso de canto, bien, pues en "Dando la nota - Aún más alto" nos encontramos con un concurso de canto llevado a otro nivel, es decir, lo mismo que cualquier secuela vulgar, normal y corriente, hacer lo mismo que en "Dando la nota" pero algo más grande.
"Dando la nota - Aún más alto" se apoya en dos pilares básicos, Rebel Wilson y Anna Kendrick a la primera, quitando esta saga, no la conozco demasiado (Tengo que verla en "Noche en el Museo 3") ahora mismo está interpretando el papel de gordo o gorda gracioso o graciosa, es lo que hay, ha existido siempre en el mundo del cine y las viejas costumbres nunca dejan de morir del todo...¿Es graciosa? Si, sin ella "Dando la nota - Aún más alto" no tendría razón de ser, pero como le pasa a la película en general, su personaje debería haberse quedado en un secundario gracioso en la primera película...No me extrañaría nada de nada que después de la sobrante tercera parte se haga un spin-off de Amy la Gorda, y sino, tiempo al tiempo amigos cinéfilos.
En otro orden de cosas, destaca la siempre bella Anna Kendrick, el otro día tuve el placer de disfrutarla en "The Voices" ¡Y también cantaba! Si yo fuese ella me intentaría desligar un poco de las producciones musicales, para evitarel estancamiento y tal...Aún con todo me encanta, tiene una voz preciosa y siempre es una suerte disfrutar de ella.
El reparto se completa con Brittany Snow (Echo de menos a esta chica en el cine actual) y con Elizabeth Banks, que además, hace las veces de directora de la película.
"Dando la nota - Aún más alto" es un film entretenido que satisfará a los admiradores de la primera película, pero es sin duda innecesaria como ella sola.
Valoración:******(6/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario