Páginas vistas en total

sábado, 6 de junio de 2015

Exodus: Gods and Kings (Exodus: Dioses y reyes)

Para mi el bueno de Ridley Scott está acabado, poco, muy poco queda ya del genio que nos regaló obras maestras para el recuerdo de "Alien" y "Blade Runner", es todo vacío en él, no es capaz de enganchar como antes y sus últimas películas son un cúmulo de despropósitos, uno tras otro, la última marcianada de Scott es una especie de plagio de "Interstellar" (Matt Damon incluido) llamada "The Martian" en la que nos sumergirá en una nueva aventura espacial, bueno, después de "El consejero" nada puede salir peor así que Scott tiene ahí mi voto de confianza.
Voy a comenzar diciendo las cosas positivas de "Exodus: Dioses y reyes" porque voy a acabar antes, hay que reconocer que otra cosa no, pero Ridley Scott dirige bien, sus películas serán peste pura pero aún mantiene un gran pulso a la hora de dirigir, la película está muy bien hecha las cosas como son, ahora bien, al fin y al cabo "Exodus: Dioses y reyes" todo depende de las pantallas verdes sagradas (Que yo no sé para que se va Ridley a Almería para rodar esto) pero lo demás es un desastre.
Ahora bien, si comparamos "Exodus: Dioses y reyes" con "Noé" la primera es una verdadera obra maestra, eso si, la película tiene un descompesación preocupante, los primeros minutos son interesantes, comenzamos a ver las relaciones entre Moisés ( Christian Bale, que por cierto, me jode sobremanera que le hayan cambiado el actor de doblaje, no me puede caber en la cabeza) y Ramsés (Se va haciendo camino el bueno de Joel Edgerton en la industria) con su padre adoptivo y padre respectivamente, un muy sobrio John Turturro, que lo cierto es que está realmente genial en su papel de faraón (Por desgracia, este papel dura poco).
Una vez que Christian Bale se marcha de Egipto empieza una hora de paja, pero paja paja, Ridley Scott se recrea metiendo metiendo un montón de minutos que sobran, es más, ya no solo minutos inocuos, sino también, ojo, personajes y no solo personajes, sino grandísimos actores, como por ejemplo Sigourney Weaver, una actriz, ojo ¡Legendaria! ¿Se puede sobrar más en una película que Sigourney Weaver? De verdad, muy lamentable, me ha dado pena ajena, lo mismo por supuesto por parte de la estrella Aaron Paul, un actor con un inmenso talento (Demostrado de forma amplia en la serie de televisión "Breaking Bad" posiblemente, una de las mejores series de televisión de todos los tiempos).
"Exodus: Dioses y reyes" es una buena película de hora y media, la otra hora restante no deja de ser paja terrible y la verdad es que me apena porque cuando llega a la parte más interesante de la película, que viene siendo la parte de las plagas, estás demasiado cansado y fatigado como para prestar demasiada atención.
¿Por qué hay que convertir a Moisés en Batman? Y no, no me refiero a que el actor sea Christian Bale, me refiero a que yo he leído los textos sagrados del Éxodo (Así como he leído por ejemplo el Corán) y en ningún momento veo a Moisés con una espada rebanando cabezas a diestro y siniestro, es lo que hay, es por el espectáculo ¿No Ridley?
Eso si, hay que reconocer que las plagas están muy bien recreadas, ahora bien, creo de corazón que Ridley Scott debería echarle un ojo a la película de animación "El Príncipe de Egipto", una película que trata el mismo el tema que "Exodus: Dioses y reyes" pero mucho mejor realizado.
Poco más tengo que decir, creo que Ridley Scott ha fracasado de forma rotunda con "Exodus: Dioses y reyes" pero si la comparamos con sus anteriores películas es un éxito rotundo.
Menos mal que no fui al cine ni pagué en su momento por ver "Exodus: Dioses y reyes" porque hubiese supuesto una verdadera decepción.
Valoración:****(4/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario