Páginas vistas en total

domingo, 28 de mayo de 2017

Kurôzu zero (Crows Zero)

Sé que esta crítica va a levantar ampollas entre muchos, pero bueno, me da un poco igual, he venido a decir que Takashi Miike es un director horrible, un tipo que se embarca en siete películas al año no puede garantizar un sello de calidad en sus producciones, sencillamente es algo imposible, la mayoría de películas japonesas que he visto en los últimos años están dirigidas por este señor y al final siempre la acaba fastidiando por una cosa o por otras, muchos me ponían por las nubes "Crows Zero", así que me propuse verla, la historia de un grupo de niñatos que siembran el caos en el instituto, nada nuevo bajo el sol, ya me llamó poderosamente la atención que durara dos horas ¿Dos horas de qué? Me pregunté, dos horas de cosas muy raras, "Crows Zero" es obra de Miike, y desde tiempos inmemoriales este señor dilata sus películas hasta el límite, le pasó con "13 Asesinos" y le ha vuelto a suceder con "Crows Zero".
Una de las cosas que menos me gustan del cine asiático es que empiezan muchas películas "in media res" ahí en medio de algo, sin darte ninguna explicación, y a nosotros (O al menos a mí) me cuesta seguir el argumento cuando hay muchos personajes asiáticos involucrados en la trama, por dos sencillas razones, la primera es que son todos bastante similares, llevan en un estilo de pelo similar y se parecen (Esto me llega a pasar con películas norteamericanas, todo sea dicho)
Lo segundo, los nombres son complejos para un occidental y tendemos a confundirlos, además, te presentan treinta personajes de los cuales solo son importantes dos o tres (Este vicio, lo comparte con la grandiosa "Battle Royale", esa sí que me gustó bastante)
"Crows Zero" parece dar por sentado algunas cosas, como que todos nos hemos leído el manga del que proviene  y eso es un problema
"Crows Zero" es una película que se me ha hecho eterna, no he conectado en ningún momento con los personajes, todos me parecían niños de papá que intentan hacerse con el control de un instituto. No sé de donde serán estos chavales (Si lo han dicho no me acuerdo) pero el control del instituto de donde yo vengo se consigue de otra manera...Vamos, los pseudo-gokus estos no duran ni cinco minutos en mi antiguo insti, se los comen con patatas.
Demasiado relacionado con la cultura adolescente japonesa, con los chavales de pelo de colores y gomina, nada recomendable, Takashi Miike, céntrate un poquito artista, que te van a salir mejores películas.
Valoración:****(4/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario