Páginas vistas en total

sábado, 13 de mayo de 2017

Alien: Covenant (Alien: Covenant)

Ridley Scott sin frenos y cuesta abajo, "Alien Covenant" viene a arreglar el desaguisado brutal que protagonizó el propio Scott en 2012 con "Prometheus", probablemente la peor película de aquel año. Pensé que lo mismo la vieja inspiración que había iluminado a Scott en "Alien" y "Blade Runner" había vuelto a su anciana mente, pero nada más lejos de la realidad, Ridley me volvió a clavar un truño como un vil Xenomorfo clava su larga y aguijoneada cola en la espalda de sus víctimas, menudo desastre.
Comenzaré por la historia en sí, se presupone que al espacio van los mejores y más preparados humanos de la Tierra, digo se presupone porque a la hora de la verdad esto no es así, ya pudimos ver a un atajo de lerdos controlado la "Prometheus" y se vuelve a repetir la experiencia y ahora vemos a un atajo de lerdos controlando la "Covenant", de todas las decisiones que pueden tomar siempre optarán por la más estúpida...Y es que tela, porque ¿Cómo vamos a salvar a la película si su detonante es un agujero de guión tan grande como el que te deja un revienta-pechos cuando sale de ti?
Esta nave transporta un montón de colonos que han puesto sus esperanzas en los tripulantes para llevarles a un nuevo mundo, al descubrir una transmisión oculta (Se ve que Noomi Rapace, en vez de pedir ayuda, decide cantar John Denver) encuentran un planeta interesante para vivir. ¡Y allá que se van! Según ha dicho la Ripley de Hacendado, se han tardado años en determinar que el primer planeta es viable ¿Cómo deciden en veinte segundos que el segundo es mejor? ¿Es que estamos imbéciles?
Allí se plantan todos y se bajan del cacharro sin ningún tipo de miedo, se separan y claro está se infectan de un patógeno, el primero lo hace de forma accidental pero el segundo es más imbécil y explota el pobrecillo.
Aquí llega el momento en el que "Alien Covenant" muta, hasta convertirse en una película de los hermanos Marx, el neomorfo sale de la espalda del personaje y emerge un bicho mal texturizado, con CGI digno del año 2000, tan malo era dicho efecto especial que me acordé del de Ridley de los años setenta ¡Qué mal ha envejecido el cine por Dios!
La gente, como anormales, empiezan a resbalarse en la sangre y el bicho hace que explote la nave, después aparecen más aliens blancos y aparece en escena David.
Ya desde el primer momento debemos percatarnos de que ese personaje no es de fiar, sin embargo todo el mundo parece fiarse de él, a partir de ahi Ridley estaba comedido con los errores pero comenzó con el festival, una de la tripulación muere y al capitán, que ve la cabeza flotando le importa cuatro mierdas, después y de manera sospechosa David lleva al capitán abajo para que le ataque el abrazacaras...Baja la nave principal y un alien intenta entrar, hay una lucha ridícula de Fassbenders...
"Prometheus" era muy mala, y "Alien Covenant" es igual de mala y además ridícula, tiene escenas que directamente insultan a la inteligencia del espectador, véase la salida del Alien del cuerpo del capitán o como cuando dos se ponen a follar  en la ducha después de que toda la tripulación haya muerto.
Y esa es otra, "Alien Covenant" tiene los peores personajes del mundo, James Franco y la prota están casados pero da igual, a mitad de la película descubres que hay una pareja de gays, pero da igual...Más adelante vuelves a descubrir que son todos pareja pero da igual porque pasan de la tristeza a la indiferencia en cuestión de segundos.
Y el giro final digno de un telefilm de Antena 3, me lo vi venir desde 2013 que se anunció "Alien Covenant", impresionante como David se corta la mano, se hace rasguños y se corta el pelo exactamente igual que Walter (Ambos llevan el pelo corto, pero se notan diferencias a simple vista)
Una verdadera basura, de principio a fin, en algún momento roza lo bochornoso, lo mejor, de largo el trailer de "Blade Runner" que me pusieron antes, "Alien Covenant", digna candidata a ser lo peor del año 2017.
Valoración:***(3/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario