Páginas vistas en total

sábado, 27 de mayo de 2017

Hana-bi (Hana-Bi: Flores de fuego)

Recomendado por un amigo, llegué a una de las películas más célebres de Takeshi Kitano (Cuando le digo a mis amigos y amigas que Takeshi Kitano, el legendario Takeshi del programa "Humor Amarillo" es en realidad un director extremadamente violento y célebre en Japón flipan en colores, me encanta ver sus caras de alucine cuando lo descubre), después de verla me quedé un poco asombrado...Ya que prácticamente no entendí nada, después de buscar por internet un poco, descubrí que "Hana-Bi: Flores de fuego", es una de las obras más personales del director japonés y que está cargada de simbolismo, reflexión y demás...Y lo cierto es que tienen razón, hay que tener estómago y paciencia para disfrutar de "Hana-Bi: Flores de fuego" y más si eres admirador del gran Takeshi, si en otras películas no tarda demasiado en meterse en harina (Como "Violent Cop" por ejemplo) aquí nos encontramos con otra historia completamente diferente, con reflexión, depresión, tristeza...Y por supuesto, viniendo de este señor, violencia, sangre y tiros por doquier...Pero no al estilo del chino John Woo, Takeshi Kitano opta por la belleza, la composición y la clase (Sin desmerecer al grandioso John Woo que me encanta cada vez más)
Sin embargo no me ha acabado de convencer, no pongo en duda que "Hana-Bi: Flores de fuego" sea una grandísima película y tampoco pongo en duda que Takeshi Kitano sea uno de los más grandes (Y totalmente infravalorado en el mundo occidental) pero "Hana-Bi: Flores de fuego" no ha conectado conmigo en absoluto, pero en absoluto, después de un principio bastante prometedor me he aburrido como una ostra y su visionado no ha resultado para nada satisfactorio, sé que me va a llover m@*rda por esto, me trae un poco sin cuidado, como diría el fallecido Luis Aragonés "Yo ya tengo el culo pelao".
Me puse a ver "Hana-Bi: Flores de fuego" y me quedé maravillado, me gustó mucho ese principio con Kitano roto de dolor por la enfermedad irrevocable y terminal de su esposa y la escena en la que el amigo se queda paralítico me parece insuperable, después hay una escena tiroteo en el metro (Bastante sangriento por cierto, sello de Kitano) y a partir de ahí cuesta abajo y sin frenos hacia el sopor más absoluto.
He visto a Takeshi Kitano en muchas películas y su registro suele ser ciertamente limitado, en "Hana-Bi: Flores de fuego" sigue interpretando al personaje con el que se siente más cómodo, un tipo reflexivo, intimista, silencioso, frío y calculador.
Empatizas con Kitano por las cosas que hace y no por lo que transmite su personaje, ves como tiene que recurrir a robar bancos para pagar a la mafia pero nos da un poco igual.
Triste porque "Hana-Bi: Flores de fuego" no me haya gustado, volveré a darle otra oportunidad en el futuro, estoy seguro, y editaré esta entrada, por ahora, sigo con mi aventura en el fantástico mundo del cine asiático.
Valoración:****(4/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario