Páginas vistas en total

domingo, 28 de febrero de 2016

Se sei vivo spara (Oro maldito)

Lo malo de los Spaguetti westerns es que son una ruleta rusa...Bueno, lo malo y lo bueno, a veces te topas con una supuesta obra maestra soporífera hasta la extenuación, pero a veces te encuentras con supuestas películas malas que acaban convirtiéndose en indispensables para el género, ha habido múltiples casos...Por supuesto hay películas que podían ser buenas y que acaban siendo una bazofia infumable, es el caso de "Oro Maldito", prometía mucho, la premisa inicial era cuanto menos curiosa, pero acaba sumida en la más completa mediocridad, un suspenso como una catedral y una decepción mayúscula.
Según comenzaba me frotaba las manos ¿Habría encontrado en "Oro Maldito" uno de los westerns definitivos? Sinceramente, todo parecía indiciar que iba a ser así, no obstante resultó ser una completa y profunda decepción, "Oro Maldito" es todo artificio y al final resultó ser un dolor insoportable, a mi me decepcionó profundamente y me apenó, otra pseudo secuela de Django que no está a la altura de las circunstancias y por descontado de su precuela original.
Según empiezas a ver la primera escena ves que puede molar mucho, como ya digo, lástima que al final se quedara todo en agua de borrajas...El asunto es que en esta versión Django es un mestizo que vive con los mexicanos, los mexicanos y los estadounidenses están trabajando juntos para conseguir un oro que finalmente logran, todo parece ir bien, pero los americanos fusilan a los mexianos (Y por extensión al bueno de Django) que mueren, acto seguido les entierran en una zanja que previamente tuvieron que cavar y entierran los cadáveres machándose con celeridad del lugar.
El punto de partida de "Oro Maldito", es el de dos mexicanos (O indios, no recuerdo bien) encontrando a un moribundo Django, que se había guardado una bolsa de dinero en la camisa, la bala había impactado en dicha bolsa y había sobrevivido al tiroteo, sin embargo estaba muy desmejorado por todo el asunto de haber sido enterrado vivo y tal..Dicen que Quentin Tarantino se inspiró en "Oro Maldito" para rodar su escena de enterramiento en la célebre "Kill Bill", no estoy demasiado de acuerdo, pero si ellos lo dicen, ellos sabrán, que para eso son expertos en la materia.
El asunto es que en vez de quedarse el dinero Django decide hacer balas con el oro para matar a los hombres que habían tratado de matarlo.
¿Qué es lo que sucede? Pues que una persona normal apostaría por una cruzada asesina y sangrienta de un cegado por la rabia Django, sin embargo y para mi sorpresa ¡Esa trama se resuelve en diez minutos! Django llega al pueblo cuando ya hay liada la monumental y el bueno de nuestro héroe se une a la lucha disparando sus balas de oro y matando a los que le habían puteado pero bien.
Como veis mi gozo en un pozo, toda la trama interesante de "Oro Maldito" se había ido por el sumidero en cuestión de minutos ¿En qué estaban pensando?
No sé muy bien que es lo que querían hacer en "Oro Maldito", si querían innovar, si querían hacer algo cercano a "Django el Bastardo" de Anthony Steffen (Desconozco qué película va antes por cierto) pero les salió el tiro por la culata.
Como dije al principio de la crítica, un suspenso y a seguir jugando al divertido juego de la ruleta rusa.
Valoración:****(4/10)

1 comentario:

  1. Para apreciar de verdad esta película debes verla en su versión uncut.

    ResponderEliminar