Páginas vistas en total

domingo, 21 de febrero de 2016

Il Mercenario (Salario para matar)

Vamos con mi tercera película de Sergio Corbucci, en este caso "Il Mercenario", otro clásico del western, en este caso, la película se realizó un poco después de la famosa "Django" y en el mismo aó que otro clásico que revisioné y critiqué duramente el otro día, "El gran silencio"...Tras esta ya tengo preparada "Compañeros", otra colaboración más entre Corbucci y el brillante Franco Nero.
Corbucci vuelve a mostrar sin tapujos en "Il Mercenario" sus mayores virtudes y sus mayores defectos, siempre es así y parece que siempre lo será, es capaz de crear personajes excepcionales, aquí lo hace con tres, el primero es Franco Nero, en esta ocasión interpreta a un inmigrante polaco muy molón, es Sergei Kowalski, más conocido como "The Polish", un duro mercenario que no mueve un dedo si no ve la pasta por delante, la vida le ha tratado mal y en una de sus aventuras se topa con Paco Román, brillantemente interpretado por Tony Musante.
Paco Román es un revolucionario mexicano que trata de expandir sus ideas por todo México mientras huye del terrible Eduardo Fajardo (Ojo a este actor, español, al que ya vimos interpretar al líder de los sureños racistas en la obra maestra "Django").
Y poco he de decir de un dios como Franco Nero, totalmente denostado y maltratado por la crítica especializada que solo alaba las películas de Sergio Leone con Lee Van C. y Clint Eastwood...Yo ya tengo algunas películas a mis espaldas y sin temor a equivocarme puedo poner a Franco Nero casi al mismo nivel de Eastwood.
Juntos intentarán llevar la revolución por todo México y de paso divertirse un poco, y aquí es donde radica el principal problema de "Il Mercenario", que lo que debería ser una anécdota, lo de la revolución, se convierte de la noche a la mañana en el eje principal de la película y por consiguiente, sale perdiendo, pero considerablemente además.
¿Y todo por qué? Porque Corbucci se pierde, construye buenos inicios y tremendos finales (Aprovecho para decir por aquí que la escena del duelo en la plaza de toros, con la música que luego usó Quentin Tarantino para cierta escena en "Kill Bill Volúmen II" es posiblemente una de las mejores escenas de duelo de todos los tiempos...Tan buena es que además de Kill Bill también inspiró a "Django Desencadenado", el que quiera entender, que entienda) pero se pierde en la parte más importante y por consiguiente más difícil de un guión, el temido segundo acto.
El tema es que desde que aparece queremos saber más de Curly, interpretado por Jack Palance, es el típico villano de Corbucci que se te queda grabado en el corazón, mola demasiado y sale poco, sin embargo cuando lo hace, te gana totalmente, por ser un tipo repulsivo y cínico como para matar a sangre fría a personas para cinco segundos después santiguarse.
El caso es que si tengo que colocar a "Il Mercenario" en mi escala personal de películas de Corbucci, lo haría entre "El Gran Silencio" y "Django", porque me enganchó más que la primera pero en conjunto es peor que la segunda.
Enorme también lo que llega a contribuir el maestro Ennio Morricone, creando "L'Arena" para mi, el mejor tema de western de todos los tiempos, ni "Un puñado de dólares", ni "El bueno, el feo y el malo" nada de eso "L'Arena" se lleva la palma.
Valoración:******(6/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario