Páginas vistas en total

lunes, 15 de febrero de 2016

Django (Django)

Los aficionados al cine que no tienen un gran amor por el western no pasan jamás de las películas del maestro Eastwood y el grandioso Sergio Leone...Y es una verdadera pena porque toda esa gente se pierde otros westerns que aunque no lleguen a alcanzar la majestuosidad de la "Trilogía del Dólar" si que logran cumplir con las expectativas, una de esas películas es la célebre Django, de otro Sergio, Sergio Corbucci, realizador de otras películas de culto como "El Gran Silencio".
El caso es que Django saltó a la fama porque Quentin Tarantino cogió su nombre para una de sus películas, así como sucedía en "Kill Bill" con la película japonesa "Lady Snowblood".
Sin embargo y para mi sorpresa, Tarantino coge muy pocos detalles de esta "Django", la música y poco más...Sin contar con el excepcional cameo de Franco Nero (El Django original).
"Django" me ha encantado, quitando dos cosas contadas me parece una obra maestra al más puro estilo Leone, sin embargo se nota a la legua que Corbucci es un imitador un poco pocho.
El tramo inicial es fantástico, Django va caminando con un ataúd por el desierto cuando salva a una damisela en apuros, sin comerlo ni beberlo se halla en medio de una cruenta batalla entre norteamericanos y mexicanos, Django toma partido por los mexicanos y masacra a los racistas.
Básicamente volvemos a un tema muy recurrente en los westerns, la guerra civil norteamericana, en este caso Django luchó del lado de los del norte mientras que la banda que aterroriza al pueblo es una especie de secta del KKK (Digo secta porque en vez de ir de blanco van de rojo) sureña.
Sin embargo cuando Django se enrola con los mexicanos y se pone a buscar el oro la película pega un bajón, será un arco argumental necesario, pero son unos minutos (No serán más de veinte) un poco aburridos, cuando Django escapa con el dinero y es atacado por los mexicanos se vuelve a desperezar.
Ahí es cuando la cosa vuelva a ponerse interesante, los mexicanos masacran las manos de Django pero aún así tiene fuerzas para matar a sangre fría al jefe de la secta KKK.
El caso es que ahora que reflexiono, Django abre durante la película dos vías de enfrentamiento, cierra una de manera muy completa pero todo aquello que pasa con los mexicanos se queda en el aire, creo que Corbucci se equivocó ya que Django tenía que haberse vengado de su supuesto "amigo".
Lo otro que me ha decepcionado de la película es que es bastante cutre, siendo decirlo pero es así, es cutre hasta decir basta, le falta sangre y le falta mejores figurantes (Eso de morirse con los brazos hacia arriba como que no) Aun con todo la película se salva.
La parte más positiva de la película es que es ciertamente violenta, no me refiero cuando Django saca una metralleta asesina del ataúd, sino cuando pelea a muerte con un mexicano dentro de la cantina, escenas como esas hacen que "Django" se haya convertido en un clásico inmortal...Sin olvidar la escena en la que arrancan la oreja a uno...Escena que si sirvió a Tarantino para su debut "Reservoir Dogs".
Brillante película, brillante y sucia estética del oeste, un clásico total y rotundo.
Valoración:********(8/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario