Páginas vistas en total

lunes, 3 de julio de 2017

What We Did on Our Holiday (Nuestro último verano en Escocia)

Seamos sinceros, desde el principio, vi "Nuestro último verano en Escocia" por el grandioso David Tennant, mi querido Doctor de la serie "Doctor Who", me dispuse a verla sin demasiadas ganas, como el típico entretenimiento veraniego, si, ya sabéis, el que va después de comer y ves entre bostezos cuando los tambores de la siesta empiezan a retumbar en tu cabeza...Sin embargo, "Nuestro último verano en Escocia" empezó a diferenciarse del resto en los primeros compases, comprendí desde el primer momento que iba a beber de la maravillosa "Pequeña Miss Sunshine", aunque en su versión británica, ¿Cuál es mejor? Diría que la americana, fue primero y abrió un camino que "Nuestro último verano en Escocia" ha seguido más o menos, pero he de decir que ambas son sensacionales, divertidas y dignas de admiración, me ha encantado, hasta Rosamund Pike, con eso lo digo todo ya.
Una familia desestructurada, viaja a Escocia para el cumpleaños del abuelo, los padres se han separado pero no saben como decírselo a sus hijos, igualmente, tampoco quieren decírselo al padre que está enfermo y puede morir de un sobresalto en cualquier momento, por lo que como una familia feliz, viajan a Escocia para disfrutar de unas pequeñas vacaciones, vacaciones bastante incómodas todo sea dicho.
Lo primero que tengo que destacar de "Nuestro último verano en Escocia" son los niños, cada vez que veo uno en pantalla me aterro hasta el extremo, es muy difícil escribir un buen papel a un niño y encontrar a un actor que lo interprete, o están representados como imbéciles o como sabiondos insoportables, aquí en "Nuestro último verano en Escocia" se ha creado un papel a la medida de cada niño, no son nada cargantes, son divertidos, son hasta emocionantes en cierto momento de la película en el que hacen algo que no se suponía que debían hacer.
Punto positivo para Billy Connelly, no aparece mucho pero se gana a la audiencia desde el primer momento, es tierno, es cómico y es un crack, su relación con sus nietos es de largo, lo mejor de "Nuestro último verano en Escocia", una excepcional sorpresa, ya que no conocía demasiado de Connelly, además, es complicado conseguir la complicidad con el espectador cuando no apareces mucho en la pantalla.
Por último, enorme la química que tienen Rosamund Pike y David Tennant, el problema de Pike, es que tiene cara de mala, le pegan papeles como el que hizo en "Perdido" con Ben Affleck, siempre que la veo, me la imagino maquinando cosas malévolas ¿Un asesinato quizás?.
"Nuestro último verano en Escocia", es una película divertida, emocionante, te echas unas risas...Vamos, lo tiene todo, totalmente recomendable, se merece un notable con toda la justicia del mundo.
Valoración:*******(7/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario