Páginas vistas en total

martes, 19 de mayo de 2015

The Believer (El creyente)

Vi la película por varias cosas, la primera porque la premisa de un judío nazi me llamó poderosamente la atención ¿Es posible? yo creo que sí, hay rumores bastante fueres que indican que el propio líder de los nazis, Adolf Hitler, era de raíces judías, otro caso por ejemplo es el del dictador español Francisco Franco, cuyo propio hermano pertenecía al Partido Comunista, por lo que ¿Es posible que una persona de origen judío acabe modificando y deformando tanto su mente como para convertirse en nazi? Según "El creyente", este proceso puede suceder y durante el desarrollo de la película comprenderemos que aunque el proceso es bastante raro, es totalmente posible.
La siguiente razón por la que quería ver "El creyente" es por Ryan Gosling, me parece un actor sensacional y uno de los mejores de su generación, ahora mismo sigue haciendo historia poco a poco con grandes papeles, dicen por ahí que se va a retirar de la actuación y se va a dedicar a la dirección, pronto veré su ópera prima "The Lost River", película que ha sido ciertamente criticada, ya veremos que tal, ya subiré la crítica cuando la haya visto.
Ryan Gosling ya iba prometiendo desde joven y el "El creyente" lo demuestra, la interpretación del joven es excepcional, se le ve en todo momento en un conflicto ¿En cuál? Me explico.
Este chico nace judío y es involucrado en la vida religiosa, además parece que él se siente de lo más cómodo en este ambiente, sin embargo, hay que reconocer que hay ciertas cosas que no le acaban de convencer, así pues empieza a encontrar un grupo de gente, que le acepta, que le quiere, que le hace sentir que pertenece a algo y cuando hay gente que se siente mal o que se siente solo, los grupos ayudan mucho, esto suele suceder con las sectas y demás, tanto, hasta tal punto que a Gosling se le lava el cerebro tanto, que es capaz de ir contra su propia gente.
Y es que este es el problema de los totalitarismos, te hacen miembro de una especie de ejército y te hacen luchar una guerra que no conoces bien, este extraño viaje mental, es el que sufre Ryan Gosling durante toda la película, primero pasa de ser judío a ser un nazi totalitario, después empieza a pensar que a lo mejor se ha equivocado o que no lo está haciendo del todo bien, por lo que acaba volviendo poco a poco a su ser, a su origen, arripintiéndose de ciertas cosas que tenía pensadas hacer.
Creo que cuando vemos la película de "El creyente" que tendemos a poner el foco sobre el personaje de Gosling, pero creo que lo realmente deleznable es la posición de Billy Zane y compañía, si os dais cuenta son un grupo de adultos que no se exponen y que en líneas generales, abusan, manipulan y también lavan el cerebro de los muchachos para librar sus propias batallas, por desgracia, así es como funcionan las bandas de este estilo, y da igual que sean de extrema izquierda o de extrema derecha, ya que la ideología, para mi, no es una línea en la que te sitúes, sino un terrible círculo, por lo que al fin y al cabo, los extremos de este círculo se acaban tocando, me resulta realmente terrorífico lo mucho que se parecen en el fondo y en la forma los grupos, tanto de extrema derecha como de extrema izquierda.
Creo que es una película que podía haber dado más de sí, creo que le falta alma en ciertos momentos, aún con todo es un ejercicio interesante, la recomiendo encarecidamente, aunque deja un amargo sabor de boca ya que pudo ser mucho mejor y no pudo ser.
Valoración:******(6/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario