Páginas vistas en total

martes, 7 de febrero de 2017

Imperial Dreams (Imperial Dreams)

Mientras buceaba por Netflix anoche encontré a John Boyega y lo cierto es que me puse a verla porque me encanta Boyega, me parece un tipo genial y después de la polémica que le cayó encima después de estrenar "Star Wars : El Despertar de la Fuerza" pues como que me cae mejor.
Al fin y al cabo una de las cosas que más llamó la atención fue que era negro, entiendo que esto pasara yo que sé, en 1950 ¿Pero en 2015? John Boyega es negro, y no solamente es negro sino que es un actor genial y para muestra un botón, antes de la aventura galáctica le vi en "Attack on the block" y me divirtió cosa mala, así pues, cuando tuve la oportunidad me vi "Imperial Dreams".
He de decir que vi "Imperial Dreams" en una sesión doble con "Moonlight" una de las supuestas "mejores" películas del año, nominada a ocho premios de la Academia ¿El resultado? Es posible que la segunda esté mejor grabada que la primera y que sea un poco más original, sin embargo tratan de temas muy similares y además hasta se acaban pareciendo más de lo que muchos creen, "Imperial Dreams" me ha parecido una película muy digna.
Dentro de lo que he estado viendo por Netflix (Tampoco es que haya visto mucho todo sea dicho) ha sido bastante buena aunque se acaba quedando en lo mínimo, es un drama, bien escrito, bien dirigido y bien actuado, pero durante el visionado no eres consciente en ningún momento cuál es la dirección que quiere tomar, le cuesta demasiado avanzar, es más, una vez acabas de verla puedes tener la sensación de que la distancia recorrida por el personaje es la misma que antes de emprender su viaje.
Si que me quedo con una cosa, con lo difícil que es salir de una espiral autodestructiva, el personaje principal ha salido de la cárcel y quiere salir adelante, quiere hacer las cosas bien, quiere dejar la calle y quiere ser un verdadero padre para su hijo, enmendado todo lo que su nefasta madre hizo por él no hace demasiado tiempo.
El caso es que la calle está siempre ahí y es terriblemente difícil dejarla, es más, parece que el sistema no está de acuerdo con el fin último de la cárcel,a la llamada reinserción.
A mí siempre se me ha dicho que la cárcel es un lugar para rehabilitar personas y para reinsertarlas en la sociedad, sin embargo no parece ser así, "Imperial Dreams" es buena muestra de ello.
Resulta que el personaje de Boyega ha estado entrando y saliendo de la cárcel durante los últimos años por lo que está un poco cansado y quiere rehacer su vida.
Parece haber encontrado su vocación tardía en la escritura y quiere hacer eso para ganarse la vida honradamente, sin embargo empieza a entrar en una espiral muy negativa.
Necesita pagar una manutención a la madre (Cuando de la madre no sabemos nada, al niño lo cría él) pero estaba dentro de la cárcel, también necesita un trabajo para salir adelante, pero para ello necesita carné de conducir, sin embargo no dispone de carné ni puede optar a él por tener la deuda de la manutención...Vamos una pescadilla que se muerde la cola y que ayuda al pobre Boyega de la misma manera que ayuda un bloque de hormigón a un naufrago.
"Imperial Dreams" es una buena película pero se queda incompleta, quizás demasiado sosa en algún momento pero no llega a aburrir, si te gustan los dramas y los problemas raciales en Estados Unidos posiblemente te veas identificado con lo que hay aquí, si por el contrario es un problema que te da un poco igual, pasa a otra cosa, total, Netflix está plagado., aunque pese a no ser nada del otro mundo, la recomiendo.
Valoración:******(6/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario