Páginas vistas en total

domingo, 26 de febrero de 2017

A Monster Calls (Un monstruo viene a verme)

El otro día me enchufé yo solo la gala de los Goya, lo cierto es que había visto tres o cuatro películas de las nominadas pero me vine arriba, pude observar como "Un monstruo viene a verme" arrasaba en muchas categorías, lo que me empujó a verla lo antes posible, sin embargo los prejuicios eran fuertes y como siempre, son un monstruo difícil de superar.
No me malinterpreten, no soy de esos que echa pestes de los actores y directores españoles por serlo, es más,  me enterneció mucho Bayona viendo los Goya y apoyando desde el asiento a todos sus compañeros.
El problema es la sensiblería excesiva, ojo, no tengo problemas aparentes por el nada, pero claro, cuando rizamos el rizo demasiado para buscar la lágrima fácil me mosqueo bastante, porque empiezo a percibir que me están tomando el pelo...Y esto no me lo invento yo, ya ha sucedido.
¿Quién no recuerda la campaña publicitaria que le hicieron a "Lo Imposible", llegó a tal punto de acoso que yo me sabía la película de antemano, sabía todo, es más, casi sabía cuando íbamos a llorar.
Durante meses, la campaña de Mediaset de "Un monstruo viene a verme" fue acosadora, la gente repetía sin cesar, vamos al cine a ver "Un monstruo viene a verme" ¿Por qué? Les preguntaba yo interesado, "Porque dicen que es muy buena" ¿Quién dice eso? Ya os contesto yo ¡Los que han hecho la película!
Nos engañan, nos timan, nos acosan, nos venden que "Un monstruo viene a verme" no solo es la mejor película del año, es que es la mejor película de todos los tiempos, una película qie hará que Scorsese, Kubrick, Spielberg y hasta el jodido Akira Kurosawa se sequen las lágrimas con pañuelos prestados por un entristecido John Ford.
Y claro luego vamos al cine y decimos...Pssse, se deja ver, pero está a años luz de ser una obra maestra. Y a las pruebas me remito, no me suelo fijar demasiado en los resultados de los premios pero "Una tarde para la ira" adelantó por la izquierda a "Un monstruo viene a verme".
El caso es que me la puse  y me  senté a intentar disfrutar de ella, lo cierto es que me llamó la atención, la película trata de entristecerte y de emocionarte pero no te bombardea de manera contínua como yo esperaba, tiene sus momentos tristes y sus momentos interesantes con la visita del monstruo y de los cuentos y tal.
Quizás, lo más importante era el porque la línea que separa al niño actor bueno y al repelente niño Vicente es fina de la leche, el personaje de Connor es bueno y su química con el monstruo Ent-Groot de Liam Neeson funciona a las mil maravillas.
De paso, Felicity Jones nos descubre que sabe actuar correctamente (Después de ver su terrible papel en "Star Wars : Rogue One" tuve mis dudas) y que Toby Kebbell posiblemente sea uno de los peores actores del mundo, "Un monstruo viene a verme" es la primera película decente en la que sale desde tiempos ancestrales.
Como siempre, uno de los atractivos principales de "Un monstruo viene a verme" es disfrutar como enanos de la siempre grandiosa Sgourney Weaver que nos regala otro papel para el recuerdo, yo le hubiese el dado el Goya a mejor actriz secundaria sin dudarlo un solo instante.
¿Es "Un monstruo viene a verme" una buena película? Muy superior a la  media, es más, está asentada en el notable, pero le hubiese venido mejor una campaña de publicidad menos agresiva por parte de la odiosa Telecinco y su circo ambulante.
Valoración:*******(7/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario