Páginas vistas en total

domingo, 8 de noviembre de 2015

Crimson Peak (La cumbre escarlata)

Podemos analizar "La cumbre escarlata" desde dos simples puntos de vista, desde el técnico y dirección y demás, que tendría un diez, y desde el punto de vista del guión, que tendría un cero, por lo que la media me sale un cinco, pero como pienso que el guión es muy importante tengo que catearla sin vergüenza ninguna, Guillermo del Toro me ha decepcionado sobremanera con una historia sin pies ni cabeza en la que los fantasmas son un accesorio de quita y pon, como diría Sheldon Cooper, "La cumbre escarlata" sufre el síndrome de "Indiana Jones y el Arca Perdida", si quitas a los fantasmas de la ecuación, todos los acontecimientos se precipitarían de la misma manera, poca incidencia tienen los fantasmas (Y esa es otra ¿Esos fantasmas? Hubiesen estado bien en la época de los 2000, pero los efectos especiales cantan sobremanera, muy pero que muy malos)
Bueno el caso, empecemos por lo técnico, creo que Guillermo del Toro es uno de los mejores directores que hay, tiene clase y tiene un pulso narrativo único, creo que "La cumbre escarlata", es una de las películas más bonitas que he visto en los últimos años, tiene una fotografía excepcional, tiene unas imágenes preciosas, tiene unos escenarios hipnóticos y una ambientación sublime, de ahí que aunque la historia no enganche en ningún momento tenga que aferrarme a este tipo de cosas para sobrevivir, porque "La cumbre escarlata" es una película muy tediosa y nada novedosa.
Lo único que me gustó de verdad de "La cumbre escarlata" es que es un canto de amor a las películas de misterio de la Hammer, esas producciones británicas excelentes en las que destacaban leyendas del cine como Peter Cushing (¿Alguien más cree que el apellido de la familia no es casualidad?) Vincent Price o Christopher Lee.
Es el problema, "La cumbre escarlata" es una película que posee un argumento muy parecido a cualquier película de domingo en Antena 3, no hay misterio ninguno, no hay nada de nada, desde el primer momento en el que aparecen los personajes de Jessica Chastain y Tom Hiddleston ya sabes lo que va a pasar, quizás no tengas mucha idea de los motivos y demás pero sabes que van a por el dinero de Mia Wasikowska, desde ese momento la película no tiene gracia ninguna.
Sigo sin saber que le han visto a Mia Wasikowska, le vi en algunas películas y en todas me resultó terriblemente anodina, como deprimida, sin fuerzas ni ganas de vivir, ahora bien, si para algunas películas esta característica puede jugar en su contra, en la gótica "La cumbre escarlata" luce de maravilla, aunque un poco de energía vital tampoco le vendría mal a la pobre chica.
Tenía mis dudas con Charlie Hunnam pero resuelve bien la papeleta, el tramo final de su personaje es un poco ciencia ficción pero peores cosas hemos visto, eso sí, debe tener cincuenta litros de sangre de más en el cuerpo para aguantar tanto tiempo desangrándose y sobrevivir.
Brillante por supuesto la grandísima Jessica Chastain, demostrando que tenemos actriz para rato, su personaje inquieta desde el primer momento y es muy, pero que muy siniestra.
El que lleva lo siniestro en el cuerpo es Tom Hiddleston, posiblemente quede mejor como modelo de Tim Burton que el propio Johnny Depp, se sale, me parece uno de los actores con más talento de los últimos años, el futuro que le espera es brillante
Poco más tengo que decir acerca de "La cumbre escarlata", tengo que suspenderla porque me resultó una película que tira de fuegos de artificio pero que en realidad está prácticamente vacía, una decepción y un aburrimiento.
Valoración:****(4/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario