Páginas vistas en total

viernes, 30 de enero de 2015

Whiplash (Whiplash)

Cuando me dispuse a ver "Whiplash" me esperaba una película parecida a "Nebraska" el año pasado, la típica película independiente que se colaba en los premios, pero que después se quedaba en agua de borrajas, de todas maneras me atreví a echarle un ojo, encontrándome con una de las mejores películas del año, eléctrica, fuerte, un verdadero puñetazo en el mentón, "Whiplash" es una verdadera obra maestra de dirección y de personajes y una de las mejores películas nominadas a "Mejor Película" en los Óscars ¿Es perfecta? No, y me explico en que cosas debería mejorar.
J.K Simmons es un gran actor, se viste de Clint Eastwood pero definitivamente no es Clint Eastwood, su papel tan maravilloso y alabado por la crítica (Le va a caer el Óscar casi con toda seguridad) se limita  a pegar chillidos y a pegar al pobre Miles Teller (Un actor brillante pero un tipo bastante asquerosete) que además, me llama la atención como siempre acaban endiosando a los actores que hacen este tipo de papeles, me explico a ver si estáis de acuerdo conmigo.
Estamos hasta las narices de la gente borde y desagradable, sin embargo, hay que reconocer que cada vez que vemos a un personaje humillando y golpeando a otro personaje en la pantalla de cine nos encanta y le cubrimos de premios...No lo acabo de entender, J.K Simmons hace un gran papel (Es más, repite el mismo papel que le catapultó a la fama, el de J.J Jameson en la trilogía de Spiderman de Sam Raimi, pero en plan serio).
Pero "Whiplash" no es una película con un gran argumento, es una película de personajes, sin lugar a duda, vemos como son las relaciones entre un profesor y un alumno, como el profesor trata de motivar al alumno hasta el exceso, llevándole al límite, hasta tal punto que empieza a llegar a afectar a su vida personal
En un momento de la película, el personaje que interpreta Miles Teller, Andrew tiene que decidir entre dedicar su vida al espectáculo, sacrificando todo lo demás, o dejar de lado la música y vivir como una persona normal.
Esta decisión, como es obvia, es la más complicada que el bueno de Andrew tiene que tomar en su corta vida, acaba la relación con una linda chica, deja de ir al cine y despreocupa la relación con su padre, lo único que tiene en mente es seguir y seguir con esa relación sadomasoquista entre profesor y alumno.
Me hace gracia que después de ser expulsado por pegar al profesor y de haberse librado de todo lo pernicioso que tenía alrededor, se lo encuentra por la calle y decide embarcarse con él en otro proyecto musical, en el que el profesor vuelve a putear al alumno.
Pese a no gustarme nada el Jazz, "Whiplash" me ha parecido un peliculón excepcional, es rápida, fresca, divertida, un auténtico shock, es eléctrica y me ha resultado una de las sorpresas más grandes de los últimos años.
Personalmente, me cae mal Miles Teller, es el típico actor que va de independiente despotricando contra los blockbusters, cuando ha llegado adonde está gracias a películas como "Divergente", "Footloose" o la nueva y horrible película de "Los Cuatro Fantásticos".
Probablemente "Whiplash" sea olvidada en la temporada de premios, quizás rasque algo J.K Simmons, pero pase lo que pase, de lo mejor del año.
Valoración:********(8/10)

No hay comentarios:

Publicar un comentario