Páginas vistas en total

domingo, 3 de julio de 2016

Cold in July (Frío en julio)

"Frío en julio" es la enésima oportunidad que tenemos de disfrutar de esta nueva ola "New-Retro", películas que homenajean al cine de los años ochenta, tanto en estética como en banda sonora y planteamiento, en esta ocasión tenemos un thriller con una banda sonora deliciosa y unas actuaciones de primer nivel, el director Jim Mickle, es definido por la crítica como el nuevo John Carpenter, para mi es un apodo ciertamente pretencioso puesto que John Carpenter hay uno solo y de vez en cuando se destapa y produce o hace algo que mola...Precisamente ahora parece que va a hacer algo con la saga de "Halloween" pasando olímpicamente de las dos buenas películas de Rob Zombie.
Aunque "Frío en julio" me ha gustado me ha parecido una película un poco irregular, avanzaba a trompicones, con complicaciones y lo que es peor, en ocasiones caía en las casualidades.
Hay mucho hater del llamado "deus ex machina", a mí, salvo que no sea una cosa horrorosa no me importa que la trama de una película avance gracias a casualidades o azares del destino, básicamente porque la propia vida es azar contínuamente, pero de ahí a cimentar giros de la historia en el destino...Pues como que no y "Frío en julio" lo hace un par de veces, no hay perdón para esas cosas y baja un poco la nota (Tampoco demasiado, no nos volvamos locos)
Yo le tengo un poco de manía al protagonista de "Frío en julio", hará unos meses que me volví seriéfilo y me puse con "Dexter", me pareció bastante horrorosa en general, pero Michael C. Hall me resultó insoportable hasta el extremo, no voy a hacer más sangre porque por ahí está mi hiriente y destructiva crítica de la primera temporada de ese engendro de culto al que llaman "Dexter".
El asunto es que tenía mis reticencias personales a la hora de enfrentarme a Michael C. Hall, pero he de decir que clava a la perfección su papel en "Frío en julio", demostrando que su pésima actuación en "Dexter" se debe más a un guión malo.
Resulta que un ladrón entra en casa de Michael C. Hall, este toma un arma (Que recordemos, en Estados Unidos, vienen en las cajas de los cereales) y le dispara matándole en el acto.
Resulta que el padre del asesino (Sam Shepard) es un convicto que quiere venganza...Y así comienza todo, cuando creemos que "Frío en julio" va a ser una especie de "El Cabo del miedo" pero renovada, la película cambia de género y empiezan a ocurrir conspiraciones policiales y demás.
Quizás lo mejor "Frío en julio" es que cambia de género y de argumento varias veces a lo largo de la película, se podría decir que es su mayor virtud y a la vez su principal defecto porque la introducción, nudo y desenlace quedan a mi gusto demasiado marcados, el espectador ve "Frío en julio" y dice, vale esto es el principio, ahora llegamos a la mitad y se entera de cuando va a acabar, es todo demasiado obvio.
El tercero en discordia es Don Johnson, que ya va pasado de vueltas de todo y le da igual la vida, me parece un crack y se le ve en su salsa y disfrutando en todo momento de "Frío en julio", le da un toque de humor negro a la película y sirve como mediador entre dos personajes antagónicos como los de Michael C. Hall y Sam Shepard.
Aunque en líneas generales "Frío en julio" me ha gustado, he de decir que en algún momento se me ha hecho un poco pesada, su ritmo excesivamente lento no ha contribuido para que nos vamos a engañar.
Valoración:*******(7/10) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario